Skip to content

Budismo Chan/zen Latinoamérica

La Propuesta del Buda.

Nuestro propósito es dar a conocer la propuesta del Buda como escuela de pensamiento, fundamentados en el estudio de los folios y registros fundacionales. Siempre a bordo de una mente no dogmática, no religiosa, con el fuerte desarrollo de un sistema de pensamiento crítico.

La Ciencia de la Mente.

Nuestra Orden Hsu Yun del Budismo Chan/Zen Latinoamérica, se caracteriza por ser siempre Pragmática, por alejarse del dogma y el ritual. Nuestro propósito fundamental es presentar la propuesta del Buda, distinguiéndola del “budismo étnico“, que a día de hoy se ve envuelto en creencias místicas y empaques culturales que impiden a las personas una real práctica. Por tal motivo nuestra orden se pone en contexto, aborda el estudio de manera interdisciplinaria, basados en los folios y registros fundacionales y en la evidencia presentada por los últimos avances científicos en Psicología y Neurociencias.  

Artículos, textos, noticias.

En nuestro blog te compartimos material de estudio sobre neurociencias, textos budistas y artículos escritos por los maestros de la Orden Hsu Yun en Latinoamérica, sobre temas de relevancia y actualidad.

- Artículos recientes -

Maestros y Colaboradores de la Orden Hsu Yun Latinoamérica.

Estudiantes del Dharma

- IMPORTANTE LEER -

Nuestra Orden Hsu Yun del Budismo Chan/Zen Latinoamérica es diametralmente opuesta a lo que denominamos “Budismo Étnico”, no buscamos reemplazar nuestra cultura latinoamericana por la cultura China o Japonesa, no promovemos ni realizamos ningún tipo de ritual, no somos “pastores”, no somos chamanes, no somos adivinos,  no leemos las cartas, no leemos la mano, ni estamos interesados en cualquier tipo de pseudociencias. No hablamos de ángeles, dioses o demonios, no seguimos a ningún líder, a ningún gurú, no somos coach del nuevo mercado de la “felicidad”, no somos consejeros de nadie, no damos palmaditas en la espalda, no promovemos brebajes, ni cuarzos, ni pulseras de la suerte, ni soluciones “cuánticas”, no vendemos humo, no vendemos nada. Nuestra Orden es absolutamente sin ánimo de lucro y no nos hacemos responsables por cualquier persona que utilice indebidamente nuestro nombre para beneficio propio o utilice inadecuadamente las enseñanzas aquí ofrecidas. 

"Sunnato lokam avekkhassu mogharaja sada sato"

“Deben mirar al mundo como siendo vacío”

Hace 2500 años  la humanidad florecía en pensamiento, asombrada y enamorada  de cada aspecto de la naturaleza y a la vez dudando de las viejas ideas que imponían las religiones, brahmanes y sacerdotes de aquel entonces, comenzaron a aparecer en el mundo los primeros filósofos y hombres de ciencia.

Los aspectos naturales que aún no podían ser explicados, habían sido aprovechados por mafias religiosas, castas de poderosos y políticos para controlar la vida de las personas y perpetuar su hegemonía.

A pesar de ver morir quemado vivo a Giordano Bruno por promover la idea de que  existían otros soles y otros mundos, a pesar de que Galileo Galilei tuviera que retractarse de sus investigaciones comprobadas, y a pesar de los Miles que murieron a causa de la ignorancia y del oscurantismo producto de una mente enferma y fanática, tenemos con nosotros las pruebas de sus investigaciones, tenemos las enseñanzas de los grandes sabios, la tenacidad y disciplina de los estoicos, los avances de grandes científicos, las matemáticas, el arte, la música y el pensamiento crítico en nuestras manos.

Hace aproximadamente 2500 años en el norte de la india nació el señor Siddharta Gautama (el Buda) quien tras años de estudio, investigación y observación, logró descubrir la causa del sufrimiento humano y como ponerle fin, logró la emancipación de la mente, alcanzó lo incondicionado, el Nirvana, y lo enseñó para beneficio de todos los seres sintientes.

Anduvo de pueblo en pueblo enseñando sin distinción de razas, castas o condición alguna, su legado está totalmente datado, organizado y reconocido por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.

A sus 80 años de ministerio falleció pronunciado estas palabras; 

“Presten atención, oh monjes, este es mi último consejo que les doy: dado que todas las cosas de este mundo están sujetas a cambio y no son duraderas, no pierdan el tiempo, trabajen arduamente para ganar su liberación”

Desde entonces un linaje de nuevos Budas se ha transmitido del maestro al discípulo.